¡PULSA AQUÍ Y TE ENVÍO CADA NUEVA ENTRADA A TU CORREO!

sábado, 14 de marzo de 2015

Hoy me gustaría tratar un tema de actualidad histórica, por lo que voy a dejar en el tintero a Isabel de Castilla y a Carlos V, pero… VOLVERÉ.

Desde finales del S.XX y principios del XXI se ha estado desarrollando la industria del videojuego. Una industria que ha llegado a convertirse en uno de los puntos fundamentales del ocio, ¿quién no ha jugado a un videojuego en su vida? (para los rezagados, la máquina que se usa para el test psicotécnico de la autoescuela es un videojuego.).

¿A qué viene tanto interés por el videojuego ahora, me preguntarán? La solución es clara… usarlo como herramienta de aprendizaje

El videojuego te permite vivir una experiencia en la que tú eres el protagonista. Habrá gente a la que le guste más leer, obviamente, pero hay otro público al que se le puede atraer a través de este medio o acaso, ¿es lo mismo imaginar la batalla de Covadonga a verla con tus propios ojos?, ¿te sientes igual al leer una batalla en el cantar del Mio Cid que cabalgando a su lado y luchando con él? Estas son las preguntas que debemos hacernos.

El videojuego nos permite vivir esas experiencias, y con ellas asegurar el interés por la historia en momentos de ocio. Alguien dirá “¿qué tiene de histórico un tío dando saltos en Assassins Creed?”. No se trata de hacer una recreación total, sino de captar el interés para que esa persona se apasione por ese momento de la historia y luego, quizás, empiece leyendo la Wikipedia y al final termine leyendo una obra de Manuel Fernández Álvarez (uno de los mayores autores especialistas en Edad Moderna).

Dicho esto mostraré varios videojuegos que, considero, han marcado un antes y un después:
  • Tzar: El poder de la Corona, Haemimont Games, 2000.
Uno de los pioneros en la estrategia medieval fantástica, siendo un precedente del Age of Empires II. “Si es fantástico… ¿dónde queda la Historia?”, me preguntarán.  Muy simple, en campañas como la de El Cid y la Reconquista, en la que se vive todo el proceso de “Reconquista” y se niega el uso de unidades fantásticas.

  • Saga Age of Empires, Microsoft Game Studios,  1997-2005.

Saga cuyo primer videojuego comienza en la Edad de Piedra y que, hasta el momento, ha llegado a la Edad Moderna en el Age of Empires III.

Se trata de un juego potente y bastante popular que ha llegado a gran cantidad de población y que sigue siendo uno de los exponentes de estrategia a nivel mundial. Con un buen sistema de campañas que garantiza el disfrute de su usuario y aprendizaje indirecto de la Historia (personas me han declarado que con este juego han llegado a aprobar exámenes de Historia) 


Age of Empires II: Campaña del Cid Campeador


  •  Saga Total War. , Creative Assembly, 2000-2015.

Termino con una de las sagas más míticas, sino la que más, de estrategia histórica. La Saga Total War, cuyo primer título fue Shogun. En esta saga podías transportarte a un marco histórico concreto y ponerte al mando de un ejército de la ingente cantidad de facciones que había en la época en la que se desarrolla el juego. El juego no es fiel en la historia política pero te permite acercarte a la historia militar e incluso a las prácticas de gobierno y políticas familiares de las élites sociales.



Portada del Medieval II: Total War

En definitiva, vemos como se nos abre un mundo nuevo de posibilidades para propagar el estudio y disfrute de la Historia, entonces, ¿por qué no utilizarlo?

“Nada es verdad, todo está permitido”- Lema de los asesinos. Assassins Creed

¿Quieres saber más?
https://www.youtube.com/watch?v=Thb4VWeJuSY

0 comentarios:

Publicar un comentario